Saturday, October 27, 2007

Aunque ni por asomo me comprendas



Que tus ojos me llamen,
que me atrape tu lengua,
que me busquen tus labios,
que tu boca me pierda.

Que tu aliento me busque y me caliente,
que me derrita cuando tu me besas,
que cuando yo te abrace tú me abraces
que tu lengua se entienda con mi lengua

Que cuando yo me abra me hagas tuya,
que después que me viertas y te viertas
me sigas abrazando tiernamente
aunque, ni por asomo, me comprendas


Milagrosa Carrero






Wednesday, October 17, 2007

el eco de tu voz

Me adentraré en la maternal materia
Y dejaré que el líquido me limpie.

Y nadaré sobre las aguas
Dejando en ellas mis temores,
Mis inquietudes, mis recuerdos,
Acaso mis pesares .

Me limpiaré las insatisfacciones
Las decepciones, las desilusiones
y hasta las frustraciones
.
Y nadaré en íntimo contacto
Con la húmeda superficie,
Vaciando mi mente de invitados
Hasta que sólo escuche bajo el agua
el eco de tu voz

Milagrosa Carrero Sánchez



Friday, October 12, 2007

Cuando estoy triste




Mi calle es la más triste, la más sola,
La más vacía, la más desangelada.



Tristes cantos los cantos de sus pájaros
Triste la luz del sol cuando la baña,



Tristes sus árboles
Tristes los murmullos
Del viento cuando pasa.



La carretera desde lejos triste
nos contempla cansada
y hasta los coches cuando pasan suenan
a una tristeza parda.



Mi calle el la más triste y la más sola
Ni los niños la alegran con su gracia.



Mi calle cuando yo me siento triste
es una enorme cárcel decorada
de solos, solas y de soledades,
De atardeceres cojos de mañanas
Y aunque quiero escaparme me aprisiona
Aunque salga o me asome a mi ventana


Milagrosa Carrero


Monday, October 08, 2007

Amor derramado

Cuando el amor se me derrama ocioso
Desperdicio vertido sobre el suelo,
Cuando el amor se pierde en el camino
De mi sueño a tu sueño,
De tu sueño a mi sueño,
Cuando el amor se me queda colgado
Del borde deseoso de mis labios,
Cuando el amor se me pierde en los cauces,
Que corren a los mares, desbocados,
Cuando el amor me inunda y me rebosa,
Me empapa y me emborracha
¿Por qué no estás mi amor, cariño mío,
escondido en mi cama?

Milagrosa Carrero