Wednesday, December 12, 2007

Diciembre me llegó entonando adioses
Tajante, irresoluble, contundente,
inevitable, seco, doloroso,
gélido de respuestas, solitario.

Llegó arrancándome tus incontables besos
Llegó enterrándome detrás de tu mirada
Llegó quitándome el sabor de mis pasiones,
tu aliento cálido, tu boca deseada.

Diciembre me llegó como un invierno
en mayo, en primavera, en la mañana
pletórica, cuajada de deseos,
Y en pleno vuelo, congeló mis alas.

Mila